martes, 19 de marzo de 2013

DIETAS, DIETAS, DIETAS


Escrito por Geles. Posteado en Nutrición
Ayer me pararon por la calle un par de muchachos. Me querían hacer una encuesta sobre nutrición. Enseguida me ofrecí, ¡qué ilusión me hace ver interés por la materia!…pero no duró mucho la ilusión. Resulta que eran comerciales de una casa que oferta batidos sustitutivos de comidas. Me intentó convencer, a pesar que le dije que era nutricionista, de que era la dieta ideal, que él había ganado 15kg de masa muscular en 2 meses (¡?), que todo era “natural”…bueno, mil historias que lo único que hicieron fue exaltarme y sacar mi vena purista.
Foto: Proyecto Glamour
Y me he planteado varias cuestiones.
Este mes es el mes de empezar cosas: dietas, inglés, gimnasio, colecciones… pero tenemos que poner el punto de atención en una cosa: SIEMPRE hacemos lo mismo. Cada septiembre y cada enero volvemos a ponernos a dieta y a ir al gimnasio y me pregunto: ¿no os parece una pesadilla repetitiva?, ¿no pensáis que si siempre hacemos lo mismo, es porque en realidad de una vez a otra no aprendemos nada?, ¿no os parece una pérdida de tiempo?.
Ya es hora de ser conscientes de nuestra actitud. Es importante mantener durante todo el año unos hábitos a nivel alimentario y deportivo que nos ayuden a mantener y/o a encontrar poco a poco un equilibrio en nuestro organismo, a nivel físico, psíquico y anímico.
No es tan difícil pero, ¿por qué nos lo parece?.
Sencillamente, porque intentamos hacer dietas que son muy diferentes a nuestra manera de comer. Pasamos de comer de todo a comer sólo algunos alimentos. Pasamos de estar tirados en el sofá, a obligarnos a hacer deportes que no nos gustan. En consecuencia, siempre acabamos abandonando.
Yo os aconsejo tomaros estos procesos con naturalidad. Es decir, aprender a comer, sin presiones, comiendo de todo (lo que nos gusta y lo que no tanto), haciendo deportes que se adapten más a nuestra forma de ser (¿será que no hay variedad?) y si hay constancia, os daréis cuenta que llegaréis a vuestro peso sin daros cuenta. No notaréis el sacrificio (o por lo menos no tanto) y disfrutaréis infinitamente más del proceso.
Así evitaremos llegar a septiembre o enero y tener que volver a ponernos a dieta o a retomar el deporte, como si de un castigo se tratara.

En los próximos artículos os hablaré de las dietas existentes en el mercado para que tengáis las premisas adecuadas para elegir con criterio.
Geles



Como prometí en un post anterior, os iba a dar información de las dietas que más circulan actualmente en el mercado, y lo mejor es empezar describiendo lo que es una dieta milagro.

Es aquella que promete una pérdida de peso de más de 5kg por mes, sin esfuerzo y sin riesgos para la salud. Todo ello tiene su consecuencias:
  • Pueden provocar deficiencias en nutrientes por falta de consumo de determinados alimentos, especialmente vitaminas y minerales.
  • Pueden provocar daños en órganos como el hígado y los riñones.
  • Pueden producir efectos psicológicos negativos.
  • Pueden desencadenar graves trastornos del comportamiento alimentario como anorexia y bulimia.
  • Pueden favorecer el efecto rebote porque no se ha aprendido a comer saludablemente y se vuelven a retomar los hábitos que les hicieron engordar.
Es difícil resumir todas las dietas que existen actualmente, así que me baso  también en la clasificación que tiene  AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición):
Dietas disociativas: en este tipo de dietas no se suele limitar la ingesta de alimentos energéticos si no que se promueve el consumo de los alimentos en determinadas combinaciones (un ejemplo, no se puede combinar hidratos de carbono y proteínas, es decir que no podrías comerte un arroz con conejo, o te comes el arroz sólo o el conejo). No tienen fundamento científico porque no existen alimentos que contengan únicamente proteínas o hidratos de carbono (el arroz contiene además de hidratos, proteína de origen vegetal).
Ejemplos: la dieta de Hay o Disociada, el régimen Shelton, la Dieta Montignac, la Antidieta, la Dieta de Hollywood.
Dietas hipocalóricas desequilibradas: aportan al organismo menos energía de la que necesita y la proporción de nutrientes no es la adecuada. El organismo se adapta a la disminución drástica de energía disminuyendo el gasto energético. Son monótonas y presentan muchas deficiencias en nutrientes, con lo que no es recomendable seguirlas por largos períodos de tiempo. Suelen producir efecto rebote, es decir una ganancia de peso traducida en aumento de la masa grasa y pérdida de masa muscular.
Ejemplos: Dieta de la Clínica Mayola Dieta de la sopa quemagrasa, la Dieta Cero, la Dieta Gourmet, la dieta “toma la mitad”.
Dietas excluyentes: como bien dice el nombre se basa en eliminar algún nutriente de la dieta. No tiene justificación nutricional y ocasionará graves problemas de salud y si se prolonga, a la muerte.
  • Dietas ricas en hidratos de carbono y sin lípidos y proteínas. Ej:dieta Dr.Prittikin, Dieta del Dr. Haas.
  • Dietas ricas en grasa o dietas cetogénicas: pueden ser muy peligrosas para la salud, porque producen graves alteraciones en el metabolismo.  Ej. Dieta Atkins y Dieta de Lutz.
  • Dietas ricas en proteínas y sin hidratos de carbono: producen sobrecarga renal y hepática. Ej: Dieta de los Astronautas, Dieta de Scardale, Dieta de la Proteína líquida, Dieta Dukan, Dieta de Hollywood.
También circulan la dieta del grupo sanguíneo, la dieta de la Luna, el test de Alcat, la dieta de la alcachofa, de la piña, dietas de revistas…
Por hoy lo dejo aquí, en el próximo post hablaré de la dieta Dukan como representativa de las dietas hiperproteicas tan de moda actualmente y tan peligrosa.
Y no os olvidéis de seguir las bases para una alimentación equilibrada, ganarás en salud.

 
Written by Geles on marzo 19th, 2013 Posted in Nutrición
En el último artículo sobre las dietas existentes os prometí hablaros sobre la dieta Dukan, como representativa de las dietas ricas en proteínas. No voy a entrar en detalles sobre esta dieta, quien más, quien menos conoce en qué se basa, como nutricionista os cuento cómo repercute en el organismo.
Según la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas la dieta Dukan “carece de fundamento científico, es fraudulenta, realiza afirmaciones que incumplen la legalidad, atribuye erróneamente capacidad adelgazante a las proteínas dietéticas, contradice los consensos de expertos en obesidad y puede comportar daños para la salud”.
Esta dieta propone un aporte excesivo de proteínas e insuficiente de hidratos de carbono, lo que tiene consecuencias.
Hay un exceso de proteínas que están compuestas por nitrógeno, elemento que en exceso puede producir descalcificación ósea y daños renales. También son ricas en purinas, lo que provoca un aumento de los niveles en sangre de ácido úrico pudiendo llegar a provocar ataques de gota en personas con hiperuricemia.
Como hay un déficit de hidratos de carbono se produce una pérdida de glucógeno, compuesto que constituye parte la reserva energética de nuestro organismo, lo que puede derivar en fatiga, calambres musculares y mareos. Como consecuencia de esta pérdida de energía, se puede producir una pérdida de proteína muscular e incluso proteína visceral, puesto que el organismo la emplea como fuente de energía en caso de que tampoco haya grasa disponible.
El organismo se adapta a la situación y utiliza las grasas como sustrato energético con el fin de evitar la degradación de proteína muscular y visceral. Esto provoca un estado de cetosis, en el que el organismo produce un exceso toxinas, como los cuerpos cetónicos, que son eliminados por el riñón, con la consiguiente sobrecarga, cosa que también ocurre con el hígado, además,  como consecuencia de la cetosis se produce halitosis, pérdida de apetito y sensación de náuseas.
Para eliminar esas toxinas el organismo emplea agua, así que esta dieta supone también una gran pérdida de líquidos y electrolitos, lo que favorece la deshidratación y en consecuencia el déficit en vitaminas hidrosolubles.
Importante es el escaso aporte de fibra que favorece el estreñimiento y todos los problemas asociados a él.
Dukan menciona en sus libros el efecto rebote como un inconveniente. Tras una experiencia de fuertes privaciones, nuestro organismo reacciona asimilando mejor las calorías y como previsión ante futuros periodos de escasez de nutrientes, nuestro cuerpo utiliza las breves treguas que le concedemos para recuperar las reservas perdidas. Se pueden recuperar todos los kilos perdidos en poco tiempo e incluso alcanzar un peso superior al de antes de la dieta.
En el plano económico, resulta una dieta cara ya que hay que comprar y consumir grandes cantidades de pescado, carne y marisco, eso incluso no comprando los productos de la marca.
En resumen los riesgos que tienen este tipo de dietas son: debilidad, riesgo de fractura ósea, síndrome metabólico, ganancia de peso a largo plazo, desórdenes gastrointestinales, daño renal, depresión, pérdida de autoestima, alteraciones del comportamiento alimentario.
No deben hacer dietas hiperproteicas niños, adolescentes, mujeres embarazadas, lactantes, ancianos o personas con riesgo de padecer alteraciones hormonales o psicológicas, alteraciones renales, cardiacas, óseas o hepáticas.
Me imagino que para mucha gente priman los resultados a la salud, allá cada cual con sus decisiones, desde aquí os aconsejo fervientemente una dieta equilibrada y variada acompañada de ejercicio físico. Los milagros a Lourdes…y a veces, ni eso.
MªÁngeles Cano
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética



Copiado del Blog Ole tus fogones http://www.cocina.es/blogs/oletusfogones/

3 comentarios:

  1. Pues querida Rosa no dices más que verdades en tu entrada o lo dice la dietista, da igual.

    Hay que ser muy cautos en cuanto a dietas se refiere. Hay tantas como fraudes, cuestan dinero, sacrificio y lo que es peor, pueden tener unos efectos secundarios que ponen en peligro la salud, además del conocido efecto rebote. Mi experiencia me dice que no existen los milagros, solo una alimentación variada, sin grasas,evitando cenar mucho (solo lo imorescindible y nunca acostarse seguido) y un poco de ejercicio diario, que puede ser andar una media hora a paso ligero, es suficiente para cuidarse. Desde luego lo mejor es no coger kilos, saber mantenerse, porque está claro que adelgazar cuesta mucho más que engordar. Y también hay que tener en cuenta el metabolismo de la persona, no todos quemamos igual.

    Rosas para una Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Airblue, es lo único que funciona, hacerlo bien y ejerccio, nosotros acostumbramos a andar muchisimo, no cogemos el coche para nada cuando salimos, soo para ir a comprar y si es voluminoso, pero cuando salimos los fines de semana hacemos kms. eso si parando de vez en cuando para refrescarnos con alguna cervecita, que todo no van a ser sacrificios jejeje, tambien tengo una cinta electrica en casa para cuando no puedo ir a la calle y hasta hace poco he ido regularmente a l Gym, ahora no puedo porque estoy con un dolor en la cintura que no se acaba de ir, pero no dejo de andar y comer sano, solo de vez en cuando por quitar algun kilo rapido hago algún dia sin higratos, pero solo puntualmente. Besos azules para ti

      Eliminar
  2. HOLA ROSA MUY BUENA ENTRADA,TIENES TODA LA RAZON. YO ESTOY A DIETA PERO ESTRICTA Y ESTOY CONSIGUIENDO MAS,BICICLETA, MUCHA AGUA,COMO DE TODO PERO EN PORCIONES PEQUEÑAS Y UN SECRETILLO BAILO CON LA WII EN UN JUEGO DE MI HIJA.BUENO NO ME ENRROLLO MAS. UN BESO

    ResponderEliminar

Entradas

INMOBALIA C/ CORRAL DE LOS OLMOS, 1 SEVILLA 955 51 52 52