martes, 28 de octubre de 2014

LE LORRAIN y la masa de hojaldre

Hacerla tiene sus complicaciones hay que armarse de tiempo y de paciencia


La masa de Hojaldre fue inventado por un pintor CLAUDE GELÉE, LE LORRAIN (pintor nacido en 1600 en Château de Chamague, cerca de Toul, en Lorena, y muerto en Roma en 1682).

Se admira sobre todo en sus obras la riqueza de su estilo y la gran belleza de sus coloridos.
  
Los principales cuadros de Claudio Gelée son los titulados El Sacramento de David, El desembarco de Cleopatra, Vista de un puerto de mar a la puesta del sol, Madre Dolorata, Una fiesta de pueblo y, por último, una suite de 28 paisajes, que siempre fueron muy solicitados.
Fue un excelente pastelero y un hábil grabador; se le debe el descubrimiento de la más bella creación de la pastelería: la pasta de hojaldre. En sus primeros años se manifestó su afición por la pintura, pero no pudo satisfacer en aquella época sus deseos debido a su extrema pobreza. A la edad de 15 años fue colocado de aprendiz de pastelero en su pueblo natal, contra su gusto, pues no quiso contrariar a su familia. Él se esforzaba en ser un cumplido aprendiz para su maestro, hasta que, pasados algunos meses, fue poseido de lleno por la imperiosa necesidad de volver a pintar. Cuantos ratos libres tenía los empleaba en dibujar, para después reproducir esos dibujos en las piezas montadas, tartas y postres. Su maestro, viendo su afición al dibujo, le dijo un día: "Tu vocación es ciertamente más de pintor que de pastelero. Mientras tanto, aplica tu saber al oficio que desempeñas; quién sabe dado tu amor al trabajo y tu espíritu, si podrás producir más y mejor que tus colegas, y hasta llegar a inventar…". Otras veces le decía: "Nuestra profesión, sin duda, algo pobre, pero algunos, Claudio, han descollado, y escúchame: tengo el presentimiento de que llegarás a ser un hombre superior y que enriquecerás nuestra profesión". Sea -le contestó Claudio- , para complacer a mi familia estoy dispuesto a escuchar vuestros consejos. Desde hoy ya no me serviré de mis lápiz, sino que me dedicaré por entero a la pastelería.
Un día, al final de su aprendizaje, Claudio amasaba pan, retiró de la masa unos 200 gramos, hizo con ella una bola, a continuación la estiró y puso en el medio un pedazo de mantequilla. Dijo a su maestro: "Quiero hacer un bollo para mi padre, que está enfermo". Claudio no quiso escuchar a su patrón, que le aconsejaba amalgamar la masa y la mantequilla con las manos, pues, de lo contrario, esta última se escaparía fuera durante la cocción. A lo que Claudio contestó que la mantequilla, quedando completamente envuelta en el pan, no podría escapar si no se hacia un agujero ex profeso. Además añadió: "Es un ensayo que quiero hacer". Grande fue el asombro al ver que el pan que había metido en el horno se había hecho una bola enorme… A su padre le pareció excelente y muy delicado, suplicando a su hijo le volviese a hacer otro a la primera ocasión, lo que tuvo lugar unos diez días después. Aprovechando una ausencia de su maestro, Gelée pudo operar a su capricho, poniendo en práctica lo que tenía meditado: operó como la primera vez, pero estirando la pasta y volviéndola a doblar sobre sí misma hasta diez veces, luego la aplastó más, el resultado fue el mismo, aunque menos subida. Otro día se le ocurrió obrar igual, pero sin añadirle levadura, resultó más exquisito (iba acercándose a la pasta de hojaldre).
Como se ve, el descubrimiento del hojaldre fue laborioso, pues no consiguió la perfección hasta muchos ensayos. Al principio no comprendió que la delicadeza de la pasta era debida a la manera de doblarla, hasta que dio en el quid, que era el plegado alternado. No dijo nada de esto a su amo, éste enfermó y murió. 

Durante el período de su enfermedad Claudio hizo varios ensayos, sin alcanzar el perfeccionamiento que deseaba. A continuación (1635) se colocó en Nancy, en la pastelería de Francisco Rotabant, donde por fin resolvió el problema de la pasta de hojaldre. Se lo comunicó al dueño, quien tomó la cosa en broma. En dicha pastelería había un ayudante, Luigi Mosca, que tenía un hermano pastelero en Florencia; le escribió describiéndole esta pasta. El hermano se presentó al poco tiempo en Nancy, y a fuerza de bellas promesas consiguió seducir a Claudio, marchando los tres a Italia.
Antes de un año Angelo, el hermano mayor de Luigi Mosca, habíase visto obligado a establecer tres pastelerías a fin de atender a tanta demanda, marchando a grandes pasos a una prosperidad. El pastelero de Nancy, Rotaband, al enterarse del gran triunfo de Gelée en Italia, debido al descubrimiento del hojaldre que él había despreciado, se disgustó tanto que terminó matándose (eso dice la crónica).

Angelo Mosca pasaba en Florencia por ser el inventor de la pasta de Hojaldre (pasta sfogliata), pero el único que sabía fabricarla era Claudio. No quiso divulgar el secreto, y la elaboraba en una cueva libre de toda mirada. So pretexto de reforma, Mosca dio tres días de asueto a Claudio, y los aprovechó para practicar una mirilla en la cueva, a fin de sorprender el secreto de fabricación. Cuando regresó tuvo sospechas, pero no halló nada normal. Una vez que los Mosca se hicieron con el secreto decidieron deshacerse de él, para esto Angelo le invitó amigablemente a acompañarle a Nápoles, viaje que Claudio aceptó complacido, pero a la entrada de la población su coche fue asaltato por cuatro individuos armados, que se llevaron a Claudio mientras Mosca quedaba libre.
El pobre Gelée fue encerrado en un subterráneo, donde le tuvieron prisionero durante tres meses, no dándolepara comer nada más que algún trozo de pan y pequeñas cantidades de actual esperando que se muriese… a fin de cobrar la suma convenida con Angelo Mosca. Fuese por falta aire o de alimento, él no se levantaba. Debido a esto, sus guardianes se aplicaban poco en la vigilancia, y el pobre muchacho se veía morir. Pero el instinto de conservación o una esperanza de vida, viendo la ausencia de sus verdugos, registró todo el subterráneo, descubriendo un poco de luz natural; la tierra estaba húmeda, y por medio de una piedra angular, y con sus manos, hizo un boquete y pudo escapar de aquel antro.

Le costaba respirar el aire puro, pero el sol le daba vida. Llegó a Nápoles con un vértigo, sus piernas flaqueaban y no pudo continuar, cayéndose delante de una casa pequeña. Allí fue levantado, y cuando recobró el conocimiento se encontró en una buena cama, con un médico al lado, haciéndole compañia, le contó su desgracia. A pesar de los cuidados de que fue objeto, la fiebre se declaró, estuvo veinte días entre la vida y la muerte. En fin, la juventud y los cuidados dominaron la enfermedad y entró en convalecencia. El propietario de aquella casa, hombre de corazón y humanitario, era alemán y ejercía la pintura, habiendo adquirido gran celebridad en todo el reino de Nápoles, Claudio, agradecido de tanta bondad, y no sabiendo cómo demostrarle su inmensa gratitud, ofreció servir a su bienhechor a cambio de la alimentación, casa y ropa. "Esto que he hecho por vos -le replicó el pintor- lo haría otras tantas veces, es cuestión de humanidad. Le agradezco sus ofrecimientos, mas no quiero abusar. Me he dado cuenta de que sois un artista, os tomo a mi servicio, pero como discípulo y ayudante". Gelée permaneció con su maestro por espacio de cinco años. Durante este tiempo éste se aplicó en corregir sus defectos con el fin de convertirse en un gran discipulo suyo.
Murió el alemán, y Claudio quedó libre. Apresuróse a volver a Florencia a fin de saborear la terrible venganza que tenía premeditada hacia los dos hermanos Mosca, ladrones y asesinos. Pero se encontró que los Mosca habían perecido carbonizados en el terrible incendio de su establecimiento. El fuego tan sólo había respetado el letrero de la puerta, en el que Claudio pudo leer todavía: "Fábrica de pasta de hojaldre Mosca Angelo, inventor". El fuego vengó de una manera terrible a Claudio Gelée de sus verdugos, que no habían retrocedido ante un crimen monstruoso con tal de quedar como dueños absolutos de una invención que no era suya.

Gelée lo olvidó todo obsesionado por su arte, y he aquí el porqué durante siglos se ignoró el nombre del verdadero inventor del hojaldre. En Italia creían que era un tal Florentín. 

Gelée se estableció en Roma, donde todos le conocían con el sobrenombre de "El Rafael del paisaje", produjo hasta la edad de ochenta y dos años…

El gran Carême continuó la obra de Claudio, creando con la pasta de hojaldre el Vol-au-vent .
  
El gran pastelero Feuillet, el "Mille-feuilles - Mil hojas" y así sucesivamente siendo incontables los pasteles y pastelitos confeccionados a base de la delicada pasta de hojaldre inventada por el gran pintor paisajista Claudio Gelée, más conocido por Lorrain.


Fuente: El Blog de Norma "Siempre será primavera"

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Los buenos modales en la mesa




http://inventosabsurdos.com/wp-content/uploads/leonardo-da-vinci.jpg




Entre las múltiples profesiones o empleos que tuvo Leonardo Da Vinci a lo largo de toda su vida  fue la camarero y jefe de cocina de un conocido restaurante de Florencia al lado del puente Vecchio llamado "Los tres caracoles"-.
Leonardo Da Vinci hizo una lista de aquellos modales indecorosos que un invitado debía evitar sentado a la mesa de su anfitrión. Entonces, era muy frecuente la celebración de banquetes y festines de todo tipo.
   1. Ningún invitado ha de sentarse sobre la mesa, ni de espaldas a la mesa, ni sobre el regazo de cualquier otro invitado. No era extraño ver algunos invitados con una mujer en su regazo, o sentado en la mesa conversando con otros comensales; de ahí estas indicaciones.

   2. Ningún invitado ha de poner la pierna sobre la mesa. Obvio.
   3. Los invitados tampoco han de sentarse bajo la mesa en ningún momento. Los juegos del escondite para otro momento.
   4. No debe poner la cabeza sobre el plato para comer. Habría que añadir ni las manos ni cualquier otra cosa que no fuera algo de comer.
   5. No ha de tomar comida del plato de su vecino de mesa a menos que antes haya pedido su consentimiento. Normas que actualmente muchas personas olvidan; los cubiertos no deben salir del plato de cada comensal.
   6. No ha de poner trozos de su propia comida de aspecto desagradable o a medio masticar sobre el plato de sus vecinos sin antes preguntárselo. Se ponen disimulados a un lado de nuestro propio plato. El plato del vecino debe ser intocable.
   7. No ha de enjugar su cuchillo en las vestiduras de su vecino de mesa. Ni en las propias ni con la servilleta. El cubierto se debe cambiar.
   8. No se debe utilizar el cuchillo para hacer dibujos sobre la mesa. Ni tampoco para hacer marcas en la mesa, en las patas o en las sillas.
   9. No ha de limpiar su armadura en la mesa. Ni cualquier otra parte del vestuario de un comensal.
   10. No ha de tomar comida de la mesa y ponerla en su bolso faltriquera para comerla más tarde. Tampoco, actualmente, es muy educado llevarse comida en un táper -"tupper"- o recipiente cualquiera.
   11. No ha de morder la fruta de la fuente de frutas y después retornar la fruta mordida a esa misma fuente. Ni hacer lo mismo con cualquier otro alimento que se encuentre en un recipiente común como una fuente o bol.
   12. No ha de escupir frente a ningún comensal, ni tan siquiera apartando su cara a un lado.
   13. No ha de pellizcar ni golpear a su vecino de mesa. Los jueguecitos para después de comer.
   14. No ha de hacer ruidos de bufidos ni se permite dar codazos. Los malos gestos en la mesa son de personas maleducadas.
   15. No ha de poner los ojos en blanco ni poner caras horribles. Las gracietas en la mesa no, por favor.
   16. No ha de poner el dedo en la nariz o en la oreja mientras esté conversando. Respeto a la persona o personas con las que habla. Cuidado con los gestos.
   17. No ha de hacer figuras modeladas, ni prender fuegos, ni adiestrarse en hacer nudos en la mesa (a menos que mi señor así lo pida). Jugar con el mantel, la servilleta o la miga del pan, no es un buen comportamiento.
   18. No ha de dejar sueltas sus aves en la mesa. Ni tampoco serpientes ni escarabajos. Las mascotas y animales de compañía, en la mesa no. Mejor en otra estancia.
   19. No ha de tocar el laúd o cualquier otro instrumento que pueda ir en perjuicio de su vecino de mesa (a menos que mi señor así se lo requiera). La música para después de comer, salvo que sea una petición del anfitrión.
   20. No ha de cantar, ni hacer discursos, ni vociferar improperios ni tampoco proponer acertijos obscenos si está sentado junto a una dama. No sea el gracioso de la mesa, por mucho que se crea un artista.
   21. No ha de conspirar en la mesa (a menos que lo haga con mi señor). Ni secretos ni hablar al oído.
   22. No ha de hacer insinuaciones impúdicas a los pajes de mi señor ni juguetear con sus cuerpos. Seguramente fue comedido al querer decir que cuidado con andar "metiendo mano" a los camareros y otro personal de servicio de la casa del anfitrión.
   23. Tampoco ha de prender fuego a su compañero mientras permanezca en la mesa. Gamberradas en la mesa, prohibidas.
   24. No ha de golpear a los sirvientes (a menos que sea en defensa propia). Si no le sirven como es debido puede comentarle con los anfitriones; no se puede tomar uno "la justicia por su mano".
   25. Si se encuentra mal y ha de vomitar, entonces debe abandonar la mesa. El comensal debe permiso para retirarse de la mesa si no se encuentra bien.
Si estas normas, son, con el tamiz del paso del tiempo, "padres" de algunas de las que se dictan actualmente en muchos libros sobre la mesa, hay unas muy curiosas dedicadas a un posible asesino que se sienta a la mesa.
   1. Si hay un asesinato planeado para la comida, lo más decoroso es que el asesino tome asiento junto a aquél que será el objeto de su arte (y que se sitúe a la izquierda o a la derecha de esta persona dependerá del método del asesino), pues de esta forma no va a interrumpir tanto la conversación si la realización de este hecho se limita a una zona pequeña. Un buen asesino se valora, en gran medida, por su habilidad para realizar su tarea sin que lo advierta ninguno de los comensales y, menos aún, que sean importunados por sus acciones.
   2. Después de que el cadáver (y las manchas de sangre, si las hay) ha sido retirado por los servidores, es costumbre que el asesino también se retire de la mesa, pues su presencia a veces puede perturbar las digestiones de las personas que se encuentren sentadas a su lado, y en este punto un buen anfitrión tendrá siempre un nuevo invitado, quien habrá esperado fuera, dispuesto a sentarse a la mesa en este momento
.

Actualmente nos conformamos con que reine la calma




 http://www.protocolo.org/social/urbanidad/leonardo_da_vinci_y_los_buenos_modales_en_la_mesa.html

lunes, 25 de agosto de 2014

¿Sabéis la diferencia entre hortaliza y verdura?

verduras ¿Sabéis la diferencia entre hortaliza y verdura? 
Se utilizan habitualmente como sinónimos pero realmente ¿lo son? Si buscamos en la Real Academia de la Lengua los dos términos podemos entender que la verdura está incluida dentro de las hortalizas:

Hortaliza: Planta comestible que se cultiva en las huertas Verdura: Hortaliza, especialmente la de hojas verdes

Si nos atenemos a esta definición, la verdura se incluye dentro de las hortalizas y, además, no sólo son las de hojas verdes ya que el término “especialmente” no excluye al resto. Lo cierto es que en el habla común el término verdura es el más utilizado, hablemos de las de hojas verdes (lo que justifica su nombre) o no. Por tanto podemos decir que la zanahoria y la remolacha son verduras.

El término hortaliza se utiliza con menor frecuencia en el ámbito de la cocina. Por el contrario, verduras, es la voz que se aplica en la gastronomía y en nuestras casas, pero ambos términos son correctos.

Entre las verduras de hojas verdes más comunes tenemos en Ybarra: espinacas, judías verdes, menestra y borraja, entre otras que os iremos contando.

Entre las verduras que no son de hoja verde están: remolacha, zanahoria y apio.
Todas nuestras verduras conservan los nutrientes y vitaminas al ser 100% naturales y un consejo importante: aprovechad el líquido en el que se conservan las verduras a la hora de realizar vuestras recetas, así no se perderá ningún nutriente.


 

lunes, 4 de agosto de 2014

Beneficios de beber diariamente agua de limón


Para el ser humano el agua es indispensable, ya que no puede estar sin beberla durante cinco o seis días, pues estaría en riesgo su vida. El cuerpo humano tiene alrededor de 75% de agua cuando nacemos y cerca de 60% cuando nos volvemos adultos. Los médicos recomiendan tomar al menos dos litros de agua diariamente (cuentan también jugos, frutas y demás alimentos que aporten agua), ya que ingerirla es vital para una salud optima y un correcto funcionamiento de todo el organismo. 
El agua de limón para el organismo  
El limón es el cítrico que ocupa el primer lugar en la lista de los frutos preventivos, pues gracias a su alto aporte vitamínico y curativo, se transforma en un gran eliminador de bacterias y toxinas. Este posee una gran cantidad de vitamina C, la cual potencia las defensas del organismo ayudando a evitar enfermedades. Inclusive ayuda a la cicatrización de heridas de todo tipo.


El limón es rico en muchos minerales, como lo son el potasio, magnesio, calcio y fósforo. El potasio, por ejemplo, es esencial para la vida y cuenta con altos beneficios a la hora de tratar la hipertensión arterial. A este futuro lo podríamos definir como altamente medicinal, ya que actúa como curativo —alrededor— de 150 enfermedades.
Las toxinas se encuentran en cualquier parte del organismo (sangre, órganos y tejidos), por ello cuando ingerimos el limón, este actúa dirigiéndose directamente donde estas se encuentran, combatiéndolas y ayudando a expulsarlas. En ocasiones cuando tenemos una intoxicación gastrointestinal o cuando tenemos digestiones lentas y molestias en el hígado y vesícula, el limón actúa ayudando a normalizar las funciones que se han alterado.
El agua con limón es muy importante en la limpieza del sistema, según el Doctor David Jockers: “El agua mezclada con el limón contiene ácido cítrico, que ayuda a limpiar y prevenir los depósitos de calcio se acumulan en las arterias. Cuando estos depósitos se acumulan, puede provocar una enfermedad cardiovascular.”
Además, debemos tener en cuenta que, cuando tómanos agua con limón en vez de la limonada, nos ahorramos unas cuantas calorías, pues no se ve necesario el uso de azúcar o cualquier edulcorante para darle un mejor sabor.

Beneficios del agua con limón 

  • Te ayuda con la digestión y, además, remueve las toxinas del aparato digestivo.
  • Cuando presentamos nauseas, acidez o indigestión, el agua con limón ayuda a neutralizar estos síntomas.
  • Ayuda a que el sistema inmune se vuelva más fuerte gracias al aporte de vitamina C.
  • Contiene ácido ascórbico el cual posee propiedades anti-inflamatorias.
  • Te ayuda a limpiar la piel gracias a la vitamina C y, los antioxidantes que contiene el limón, ayudan a tener una piel limpia y radiante.
  • El jugo de limón es un remedio eficaz para la obesidad, pero antes de empezar una dieta exclusiva el paciente debe tomar mucha agua.
  • Equilibra el pH, por ser uno de los alimentos más alcalinos. Cuando el ácido ingresa al organismo, se vuelve alcalino.
  • Ayuda a mitigar la ingesta de café, ya que normalmente luego de beber un vaso de agua con limón, se elimina el deseo de tomar café.
  • Ayuda a refrescar el aliento y a aliviar el dolor dental y la gingivitis.
  • El agua de limón ingerida con las comidas reduce el indice glucemia, el cual ayuda al cuerpo a mantenerse saciado por mucho más tiempo, lo que en cierta forma ayuda a perder peso.

Recuerda…

Son muchos los beneficios que el agua y el limón nos ofrecen por separado, pero muchísimos más los que nos ofrecen combinándolos en una deliciosa agua de limón. Esta bebida te será mucho más saludable que cualquier otro refresco que pueden afectar la salud. Por eso, a la hora de querer saciar nuestra sed y refrescar nuestra garganta, lo ideal sería beber un vaso de agua de limón por día, así mitigarás el calor que pueda hacer en el día y tú y tu cuerpo se sentirán mucho mejor.

Fuente:  Mejor con Salud

martes, 17 de junio de 2014

Tomar el sol con seguridad


Una cierta medida de exposición a la luz solar es esencial para mantenerse saludables, pero los efectos acumulativos pueden causar trastornos en la piel. El evitar la quemadura del sol ahora, puede ser beneficioso para su salud más adelante.
Recuerde que algunos medicamentos cambian la composición química de la piel y aumentan su sensibilidad al sol. Las personas que toman ciertos diuréticos, tranquilizantes o antibióticos pueden desarrollar erupciones cutáneas u otras reacciones alérgicas.
Usar un producto con filtros solares es la mejor manera de evitar que la piel expuesta al sol se queme.
Si usted sufre quemaduras, se encuentra deshidratado, presenta insolación o pérdida de conocimiento debe consultar inmediatamente con su médico o farmacéutico.
Su farmacia será el nexo de unión entre el alivio y su malestar. Pida consejo.

Cada año podemos estar expuestos a más de 3.000 horas de luz solar. Estar al sol nos da una sensación de calor y salud, pero la exposición excesiva puede causar incomodidad y problemas de la piel.
  • La luz solar está constituida por rayos ultravioletas invisibles que causan el bronceado y las quemaduras de la piel.
  • Algunos de estos rayos ultravioletas inducen a un agente químico de la piel, llamado melanina, a elevarse a la superficie.
  • La melanina es un pigmento oscurecedor que, cuanto más cerca se encuentre de la superficie de la piel, tanto más bronceado estará uno. Cuanto más bronceado se está, más defensas naturales contra la quemadura del sol tiene la piel. Otros rayos ultravioletas pueden causar enrojecimiento y quemaduras de la piel.
  • La quemadura del sol es la lesión cutánea causada por la exposición excesiva al sol. Es muy común, pero es importante saber reconocerla y tratarla del modo apropiado.
Falso:  LOS SÍNTOMAS DE QUEMADURA SOLAR APARECEN EN EL MOMENTO DE CONTACTO CON EL SOL
Estos síntomas, como enrojecimiento de la piel, ampollas, hinchazón de la cara, pérdida de líquidos y sensación general de debilidad y fatiga, aparecen por lo general unas pocas horas después de estar expuesto al sol. Por este motivo mientras que se toma el sol, la persona no es consciente de que se puede estar formando una quemadura solar.
Verdadero: ALGUNAS AREAS DE LA PIEL COMO LA NARIZ, LAS OREJAS, LOS HOMBROS Y EL EMPEINE DE LOS PIES, SON MÁS SUSCEPTIBLES DE QUEMARSE
Estas zonas del cuerpo humano, tienen la piel más fina y delicada, además de tener potencialmente menor cantidad del pigmento protector (MELANINA)
Verdadero: UNO PUEDE QUEMARSE AUNQUE EL SOL NO ESTÉ BRILLANDO
Los rayos ultravioletas son capaces de atravesar la capa de nubes y aunque su acción queda debilitada, al no existir “aparentemente” sol, las personas tienden a no usar protección y a permanecer más tiempo al aire libre.
Falso:  HAY TRES TIPOS DE QUEMADURAS CAUSADAS POR EL SOL: DE PRIMER GRADO, SEGUNDO GRADO Y TERCER GRADO
Sólo hay dos tipos, que se diferencian según la intensidad de los síntomas: PRIMER GRADO – enrojecimiento de la piel. SEGUNDO GRADO – con tumefacción y ampollas en la piel.
El tercer grado en una quemadura requiere una causa mucho más agresiva que el sol como puede ser el fuego, agentes químicos, etc
Verdadero: LOS BEBES Y LOS ANCIANOS NECESITAN TENER CUIDADO ADICIONAL Y PROTECCIÓN ESPECIAL AL EXPONERSE AL SOL
Estas personas tienen el sistema pigmentario de defensa contra el sol, o bien sin desarrollar al completo como en el caso de los bebés, o ya en proceso degenerativo de la formación de la MELANINA como en los ancianos.
De esta manera es aconsejable utilizar algún protector solar y controlar los tiempos de exposición.
Verdadero: LA EXPOSICIÓN EXCESIVA A LOS RAYOS SOLARES HA SIDO RELACIONADA DIRECTAMENTE CON LA APARICIÓN PREMATURA DE ARRUGAS Y CON EL CÁNCER DE PIEL
La acción del sol que a primera vista y en exposiciones controladas resulta beneficioso, produce un efecto acumulativo por los niveles de rayos ultravioleta que pueden llegar a alterar la estructura de la células de la piel, predisponiendo en un alto grado a la formación de arrugar cutáneas y en determinadas personas al cáncer de piel.
Verdadero: COMO MEDIDA PREVENTIVA PARA EVITAR QUEMADURAS SOLARES DEBEN UTILIZARSE CREMAS Y LOCIONES CON FILTROS SOLARES
Los productos con filtro solar se venden en una gran variedad de presentaciones, y según el factor de protección que tengan van a permitir a la piel exponerse más tiempo al sol, sin riesgo de quemarse para las personas de pieles claras, y en los primeros baños de sol, es aconsejable utilizar un factor de protección alto (8-15)
Falso: SI LA QUEMADURA YA SE HA PRODUCIDO, SOLO CON LA APLICACIÓN DE PAÑOS DE AGUA CON VINAGRE O ACEITE DE OLIVA, SE PRODUCE LA CURACIÓN DE LA MISMA
Estos remedios caseros sólo alivian temporalmente la sensación de ardor y enrojecimiento de la piel. El verdadero tratamiento de las quemaduras solares debe consistir en aislar la piel quemada con una sustancia protectora e hidratante (lanolina...) y reducir el escozor o picor con sustancias indicadas para ello. Con esto se acelerará el proceso de curación que nuestro propio organismo tiene para regenerar la piel dañada.
Todos necesitamos exponernos al sol; es nuestra principal fuente de vitamina D, la cual nos ayuda a absorber calcio para tener los huesos fuertes y sanos. Pero la mayoría de nosotros no necesitamos exponernos mucho tiempo al sol para obtener la vitamina D que necesitamos, y el hecho de exponernos a los rayos ultravioletas del sol sin protección puede provocarnos lesiones en los ojos y en la piel, inmunodepresión e incluso cáncer. Es mas una persona joven, de veintitantos años, puede desarrollar cáncer de piel.

La mayoría de personas acumulan hasta entre el 50% y el 80% del total de exposición al sol a lo largo de toda la vida antes de cumplir 18 años, de modo que es importante que los padres enseñen a sus hijos a disfrutar del sol de forma segura. Adoptando las precauciones adecuadas, usted puede reducir considerablemente las probabilidades de que su hijo desarrolle cáncer de piel.

Datos sobre la exposición al sol


El sol irradia luz sobre la tierra, y parte de esa luz consiste en rayos ultravioletas (UV) invisibles. Cuando esos rayos alcanzan la piel, pueden provocar el bronceado, quemaduras solares y otras lesiones cutáneas. La luz del sol contiene tres tipos diferentes de rayos ultravioletas: UVA, UVB y UVC.

  • Los rayos UVA pueden provocar envejecimiento de la piel y arrugas, aparte de contribuir al cáncer de piel, como el melanoma. Puesto que los rayos UVA atraviesan la capa de ozono (la capa protectora de la atmósfera o escudo protector que rodea la Tierra) sin esfuerzo alguno, son los principales responsables de la mayor parte de nuestra exposición al sol. Tenga cuidado con los centros de bronceado artificial ya que estos utilizan UVA. El bronceado que se adquiere tomando rayos UVA no ayuda a proteger la piel de lesiones ulteriores; simplemente produce color y proporciona una falsa sensación de protección con respecto al sol.
  • Los rayos UVB también son peligrosos, provocando quemaduras, cataratas (opacidad del cristalino) y deterioro del sistema inmune. También contribuyen al cáncer de piel. El melanoma, el tipo más peligroso de cáncer de piel, se cree que se desencadena a raíz de graves quemaduras solares provocadas por radiaciones UVB que ocurren antes de los 20 años. La mayoría de los rayos UVB son absorbidas por la capa de ozono, pero una cantidad suficiente de ellos atraviesan esa capa, pudiendo producir graves lesiones.
  • Los rayos UVC son los más peligrosos de todos, pero afortunadamente, estos rayos son filtrados o bloqueados por la capa de ozono y no llegan a la Tierra.
    Lo que es importante es proteger a su familia de la exposición a los rayos UVA y UVB, que son los que provocan la mayoría de lesiones cutáneas.

Los rayos UV reaccionan con una sustancia química denominada melanina presente en la piel de la mayoría de las personas. La melanina es nuestra primera defensa contra el sol. Absorbe los rayos UV peligrosos antes de que provoquen lesiones graves en la piel. La melanina se encuentra en distintas concentraciones y colores, lo que provoca diferentes tonalidades de piel. Cuanto más clara tenga su hijo la piel, menos melanina tendrá para absorber rayos UV y protegerse contra los efectos nocivos del sol. Cuanto más oscura sea la piel de su hijo, más melanina tendrá para protegerse. (Pero tanto los niños de piel clara como los de piel oscura necesitan protegerse de los rayos UV porque cualquier nivel de bronceado provoca lesiones en la piel.) Asimismo, la gente de piel y ojos claros, sobre todos los niños, son más proclives a tener pecas porque tienen menos melanina en la piel. Aunque las pecas son inofensivas, el hecho de exponerse el sol ayuda a que aparezcan o se oscurezcan.

Conforme va aumentando la melanina en respuesta a la exposición al sol, la piel se va bronceando. Pero incluso ese bronceado de aspecto "saludable" puede ser un indicador de lesión cutánea provocada por el sol. El riesgo de lesión aumenta con la cantidad e intensidad de la exposición. Aquellas personas que se exponen crónicamente sol, como los agricultores, ganaderos, pescadores y la gente que toma habitualmente el sol, tienen un riesgo mucho mayor. Las quemaduras solares se desarrollan cuando la cantidad de exposición UV la capacidad protectora de la melanina de la piel.

Exponerse al sol sin protección es incluso más peligroso para aquellos niños con:

  • Lunares en la piel (o cuyos padres son proclives a desarrollar lunares).
  • Piel y pelo muy claros.
  • Antecedentes familiares de cáncer de piel, incluyendo el melanoma.

Usted deberá ser especialmente cuidadoso con la protección solar si su hijo presenta uno o varios de estos factores de alto riesgo.

Por otra parte, no toda la luz solar tiene la misma concentración de rayos UV. La intensidad de los rayos solares depende de la estación del año, así como de la altitud y latitud del lugar. Los rayos UV son más potentes en verano. Recuerde que las estaciones del año varían con la ubicación geográfica; si usted viaja a un país extranjero donde es verano, deberá incluir en el equipaje el protector solar más fuerte que encuentre.

También se precisa una protección extra cerca del Ecuador, donde las radiaciones solares, al incidir más perpendicularmente, son más fuertes, y en las grandes altitudes, donde la capa de aire y nubes es más fina, lo que permite que atraviesen la atmósfera más rayos UV nocivos. De modo que, aunque sea invierno, si va con su familia a esquiar a la montaña, asegúrese de ponerse abundante crema de protección solar; los rayos UV se reflejan tanto en la nieve como en el agua, lo que incrementa las probabilidades de quemaduras solares.

Cómo proteger a su hijo del sol


Con las adecuadas precauciones, los niños pueden jugar al sol con seguridad. He aquí lo fundamental que usted debe saber sobre las estrategias de protección más eficaces:

Evite las horas del día en que los rayos son más fuertes


En primer lugar, evite que su hijo se exponga a los rayos solares durante períodos prolongados cuando el sol este más alto en el cielo y, por lo tanto, sus rayos inciden con más fuerza (más perpendicularmente), lo que suele ocurrir entre las 10:00 y las 16:00 horas en el hemisferio Norte. Si su hijo se expone al sol en esta franja horaria, como hacen muchos niños, no se olvide de ponerle crema de protección solar -aunque solo esté jugando en el patio trasero o el jardín de su casa. La mayoría de lesiones provocadas por el sol ocurren como consecuencia de la exposición fortuita durante las actividades cotidianas, no al tomar el sol en la playa.

Incluso en días nublados, frescos o encapotados, los rayos UV atraviesan las nubes y se reflejan en la arena, el agua e incluso el cemento. Las nubes y la contaminación no filtran los rayos UV, y pueden dar una falsa sensación de protección. Este "sol invisible" puede provocar quemaduras solares inesperadas y lesiones en la piel. A menudo los niños no son conscientes de que se están quemando en los días más frescos o ventosos porque la temperatura o la brisa hacen que la piel siga estando fresca en la superficie.

Cúbrale la piel


Una de las mejores formas de proteger a su familia de los efectos nocivos del sol es cubrirles la piel con prendas que no dejen pasar los rayos UV. Asegúrese de que las prendas elegidas bloquearán el paso de los rayos UV colocando la mano dentro de cada prenda y comprobando que no puede ver la mano a través de la prenda.

Puesto que los lactantes tienen la piel más fina y esta/contiene menos melanina, su piel se quema más fácilmente que la de los niños mayores. Pero no se debe aplicar crema de protección solar a los bebés de menos de 6 meses, de modo que se los bebes de esta edad se deben mantener fuera del alcance del sol siempre que sea posible. Si su hijo de pocos meses debe estar al sol, vístalo con ropas que le cubran el cuerpo completamente, incluyendo gorras con amplias viseras para ensombrecerle la cara. Utilice una sombrilla para mantenerlo a la sombra.

Incluso los niños mayores necesitan evitar el sol. Las exposiciones prolongadas pueden hacerles sentir cansados e irritables. En las salidas al aire libre de un día entero, lleve siempre consigo una amplia sombrilla o una tienda fácil de montar para proteger a su hijo del sol mientras juega. Si no hace mucho calor y no va a hacer que su hijo se sienta todavía más molesto, vístalo con camisas frescas de manga larga y pantalones largos de ropa fina. Antes de ir a la playa o a un parque, infórmese con antelación sobre si existe la posibilidad de alquilar sombrillas, tiendas u otros accesorios para proteger a su familia del sol.

Utilice crema protectora regularmente


Hay muchos tipos diferentes de cremas o lociones de protección solar de uso infantil, incluyendo formulaciones para pieles sensibles, marcas con olores atractivos como a sandía, versiones de larga duración resistentes al agua y al sudor, y variedades de fácil aplicación en forma de aerosol o espuma.

Lo que importa más en una crema o loción de protección solar es el grado de protección con respecto a los rayos UV que proporciona. Cuando se enfrente a la agobiante variedad de productos de este tipo que encontrará en los expositores de muchas farmacias, fíjese en el FPS (Factor de Protección Solar), también conocido como IPS (Índice de Protección Solar).

El FPS indica durante cuánto tiempo de más puede exponerse al sol una persona sin quemarse tras haberse aplicado el protector solar, que actúa a modo de filtro, bloqueando el paso de los rayos solares nocivos. Por ejemplo, si su hijo se quemaría tras 20 minutos de exposición al sol, aplicándole un producto con un FPS de 15, su hijo tendrá 15 veces más protección.

Para bebés de 6 meses en adelante o niños mayores, elija un FPS de 15 o superior para prevenir tanto las quemaduras solares como el bronceado. Elija un producto cuya etiqueta muestre que protege contra los rayos UVA y UVB (estos productos se denominan protectores solares de "amplio espectro"). Para evitar posibles reacciones alérgicas de la piel, evite aquellos productos que contengan PABA, y si su hijo tiene la piel sensible, busque un producto que contenga como ingrediente activo dióxido de titanio (un protector que carece de componentes químicos / sintéticos).

Para que el protector solar desempeñe adecuadamente su función, debe aplicarse correctamente. Asegúrese de:

  • Utilizar el protector solar siempre que su hijo se vaya a exponer al sol.
  • Aplicar el producto unos 30 minutos antes de llegar al lugar donde se va a producir la exposición al sol para que se pueda formar una buena capa de protección sobre la piel. No descuide los labios, manos, orejas, pies, hombros y detrás del cuello. Levante las tiras del bañador y aplique protector solar debajo (por si se desplazaran o cayeran con el movimiento).
  • No escatime protector solar; por norma general, aplíquelo generosamente.
  • Vuelva a aplicar el protector solar a menudo, aproximadamente cada 2 o 3 horas, siguiendo las recomendaciones de la Academia Americana de Dermatología. Vuelva a aplicar protector solar a su hijo si el pequeño suda o se moja.
  • Utilice un protector solar resistente al agua si su hijo va a mojarse o a nadar. El agua refleja e intensifica los rayos solares, por lo que los niños necesitan una protección duradera cuando juegan en o cerca del agua. Los protectores resistentes al agua pueden durar hasta 80 minutos dentro del agua, y algunos también son resistentes al sudor y a los roces. Pero, a pesar de lo que muestre en la etiqueta, asegúrese de volver a ponerle protector solar a su hijo cada vez que el pequeño salga del agua.

Tenga en cuenta que todos los niños necesitan una protección extra contra el sol. La Academia Americana de Dermatología recomienda que todos los niños -independientemente de su tono de piel- lleven un protector solar con FPS de 15 o superior. A pesar de que las pieles oscuras tienen más melanina protectora y se broncean más fácilmente de lo que se queman, recuerde que el bronceado también es un signo de lesión cutánea provocada por el sol. Los niños de piel oscura también pueden sufrir quemaduras solares dolorosas.

Proteja también los ojos de su hijo


La exposición solar lesiona tanto la piel como los ojos. Incluso exponerse al sol durante solo un día puede provocar que se quemen las córneas (la membrana más externa y transparente que cubre el ojo). La exposición acumulada puede provocar, a la larga, cataratas (una opacidad progresiva del cristalino que, si no se opera, puede desembocar en una ceguera). La mejor forma de protegerse los ojos de los efectos nocivos del sol es ponerse gafas de sol.

No todas las gafas de sol proporcionan el mismo nivel de protección contra los rayos ultravioletas; las gafas de plástico o cristal oscurecidas sin filtros especiales UV se limitan a engañar al ojo dándole una falsa sensación se seguridad. Compre solamente aquellas gafas en cuyas etiquetas figure que proporcionan una protección UV del 100%.

Pero no a todos los niños les gusta llevar gafas de sol, sobre todo las primeras veces. Para animar a su hijo a llevarlas, deje que sea él quien elija el estilo que más le gusta; muchos fabricantes de gafas fabrican modelos divertidos y multicolores para niños o con monturas decoradas con personajes de dibujos animados. Y no se olvide de que a los niños les gusta aparentar ser mayores. Si usted lleva gafas de sol regularmente, es posible que su hijo esté deseoso de seguir su ejemplo.

Pregunte sobre la medicación de su hijo


Algunos medicamentos aumentan la sensibilidad de la piel a los rayos UV. Consecuentemente, incluso los niños cuya piel no es proclive a las quemaduras solares pueden desarrollar graves quemaduras solares tras pocos minutos de exposición cuando se están medicando con determinados fármacos. Los niños de piel clara, por descontado, son todavía más vulnerables a este efecto. Pregunte al pediatra o al farmacéutico si el medicamento, sea de venta con receta médica (sobre todo si se trata de un antibiótico o de medicamentos para el acné) o de venta sin receta, que está tomando su hijo puede incrementar su sensibilidad al sol. En caso afirmativo, adopte medidas de protección solar adicionales mientras dure el tratamiento. La mejor protección consiste sencillamente en cubrirse la piel o quedarse en un interior; hasta los protectores solares con FPS más altos pueden ser insuficientes para proteger la piel de la sensibilidad al sol provocada por ciertos fármacos.

Qué hacer si su hijo sufre una quemadura solar


Su hijo puede quemarse la piel, sobre todo después de pasar un largo día en una playa o parque. Lo más habitual es que el niño se encuentre bien durante el día, pero los efectos de la quemadura solar se irán poniendo de manifiesto gradualmente por la tarde y/o la noche, momento en que la piel afectada se volverá dolorosa y caliente y hasta es posible que el niño se sienta mal. La mejor forma de cuidar de su hijo es tratar los síntomas que tenga y prevenir posibles complicaciones.

Cuando los niños sufren quemaduras solares, suelen experimentar dolor y sensación de quemazón en la piel -síntomas que tienden a agravarse varias horas después de la exposición solar. Algunos niños también tienen escalofríos. Puesto que el sol les reseca la piel, esta les puede empezar a picar y a tirar, como si estuviera muy tensa. La piel quemada por el sol generalmente se empieza a pelar una semana después de que se produzca la quemadura solar. Insita a su hijo en que no se rasque y que no se arranque pellejos de piel, ya que la piel que crece bajo la quemadura se le podría infectar.

Si su hijo sufre una quemadura solar, los siguientes consejos pueden ayudar a aliviarle las molestias:

  • Pídale a su hijo que se quede en la sombra y que no se vuelva a exponer al sol hasta que se le haya curado la quemadura. Cualquier exposición adicional al sol solo aumentaría la gravedad de la quemadura y el dolor asociado.
  • Déle a su hijo un baño con agua fresca (no fría), o aplíquele con delicadeza compresas o paños, húmedos y fríos, sobre la piel para aliviarle el dolor y la quemazón.
  • Aplique gel de aloe vera puro (que podrá conseguir en la mayoría de farmacias o bien extraerlo directamente de las hojas de la planta) sobre todas las áreas afectadas. Es una medida excelente para aliviar el dolor de las quemaduras solares, aparte de que contribuye a que la piel cicatrice más deprisa.
  • Déle a su hijo un analgésico como el paracetamol o el ibuprofeno y rocíele las partes afectadas por las quemaduras solares con una loción corporal para después del sol de venta sin receta médica. (Pero no se le ocurra darle una aspirina a un niño o adolescente.)
  • Aplíquele crema hidratante para rehidratarle la piel y ayudar a reducirle la irritación. En las zonas más quemadas, aplique una capa de hidrocortisona al 1%. (No utilice ningún producto que contenga vaselina, porque estos productos tienden a retener el exceso de calor y sudor en el área afectada. Evite también los productos de primeros auxilios que contengan benzocaína, que puede provocar irritación cutánea y reacciones alérgicas.)

Si la quemadura es grave y se forman ampollas, llame al pediatra. Hasta que no les pueda atender el pediatra, insista a su hijo en que no se rasque, toque o reviente las ampollas, que pueden infectarse fácilmente y dejar cicatrices.

¿Y los trastornos relacionados con el calor?


Los trastornos relacionados con el calor, como el síncope por calor (desmayarse a consecuencia del calor), la insolación y el golpe de calor, son mucho más graves que las quemaduras solares. Estos trastornos ocurren cuando los niños se calientan en exceso y se deshidratan, y en muchos casos, van acompañados de quemaduras solares.

Llame al pediatra si:

  • su hijo tiene una fiebre inexplicable superior a los 38,9º C
  • la piel afectada por la quemadura solar parece infectada
  • a su hijo le molesta mucho mirar a la luz (esto puede indicar que se ha quemado las córneas) Solicite atención médica inmediata si su hijo tiene:
  • nauseas
  • vómitos
  • desmayos
  • delirios (parece mentalmente confuso)
  • diarrea

Protéjase del sol usted también


Ser un buen ejemplo para su hijo, poniéndose crema de protección solar y limitando el tiempo que usted pasa expuesto al sol no solo reducirá su propio riesgo de padecer quemaduras solares sino también el de su hijo. Aplicando las medidas de protección aquí detalladas, como pedirle a su hijo que se quede en un interior durante las horas en que las radiaciones solares son más fuertes y animándole a ponerse gorros, gafas de sol y camisas de manga larga, además de crema de protección solar, usted podrá reducir la exposición de su hijo a los efectos nocivos del sol.



http://www.rayosultravioleta.net/consejos.htm#.U6BrxvIRNgZ
http://kidshealth.org/parent/en_espanol/seguridad/sun_safety_esp.html

viernes, 13 de junio de 2014

La importancia de desayunar


RIIINNNGGGG!!!!!!!!!
Suena el despertador y el cerebro empieza a preocuparse:


"Ya hay que levantarse y nos comimos todo el combustible'"..............
Llama a la primera neurona que tiene a mano y manda mensaje a ver qué disponibilidad hay de glucosa en la sangre. Desde la sangre le responden: Aquí hay azúcar para unos 15 a 20 minutos, nada más'.


El cerebro hace un gesto de duda, y le dice a la neurona mensajera: De acuerdo, vayan hablando con el hígado a ver qué tiene en reserva. En el hígado consultan la cuenta de ahorros y responden que a lo sumo los fondos alcanzan para unos 20 a 25 minutos'.
En total no hay sino cerca de 290 gramos de glucosa, es decir, alcanza para 45 minutos, tiempo en el cual el cerebro ha estado rogándole a todos los santos a ver si se nos ocurre desayunar.


Si estamos apurados o nos resulta insoportable comer en la mañana, el pobre órgano tendrá que ponerse en emergencia: 'Alerta máxima: nos están tirando un paquete económico.


Cortisona, hija, saque lo que pueda de las células musculares, los ligamentos de los huesos y el colágeno de la piel'.


La cortisona pondrá en marcha los mecanismos para que las células se abran cual cartera de mamá comprando útiles, y dejen salir sus proteínas. Estas pasarán al hígado para que las convierta en glucosa sanguínea. El proceso continuará hasta que volvamos a comer.
Como se ve, quien cree que no desayuna se está engañando: Se come sus propios músculos, se auto devora. La consecuencia es la pérdida de tono muscular, y un cerebro que, en vez de ocuparse de sus funciones intelectuales, se pasa la mañana activando el sistema de emergencia para obtener combustible y alimento.


¿Cómo afecta eso nuestro peso?


Al comenzar el día ayunando, se pone en marcha una estrategia de ahorro energético, por lo cual el metabolismo disminuye. El cerebro no sabe si el ayuno será por unas horas o por unos días, así que toma las medidas restrictivas más severas.


Por eso, si la persona decide luego almorzar, la comida será aceptada como excedente, se desviará hacia el almacén de 'grasa de reserva' y la persona engordará.


La razón de que los músculos sean los primeros utilizados como combustible de reserva en el ayuno matutino se debe a que en las horas de la mañana predomina la hormona cortisol que estimula la destrucción de las proteínas musculares y su conversión en glucosa.


ASÍ QUE YA LO SABÉS AHORA...NUNCA MÁS SALGAS SIN DESAYUNAR, TU ORGANISMO TE LO AGRADECERÁ Y COMPENSARÁ CON MAYOR SALUD, LA MISMA QUE PODRÁS DISFRUTAR VIVIENDO MÁS TIEMPO Y SANO PARA QUE CONVIVAS CON TUS SERES QUERIDOS... DESAYUNANDO TEMPRANO, LLEVARÁS ENERGÍA SUFICIENTE, LA MISMA QUE TE AYUDARÁ A QUE TU MENTE SEA MÁS ÁGIL, TUS PENSAMIENTOS MÁS ESPONTÁNEOS, TU CUERPO MÁS RELAJADO, CON MAYOR FACILIDAD DE MOVIMIENTO Y POR LÓGICA... TE ESTRESARÁS MENOS.


domingo, 18 de mayo de 2014

La Taza de Porcelana




Se cuenta que una vez en Inglaterra, existía una pareja que gustaba de visitar las pequeñas tiendas del centro de Londres. Una de sus tiendas favoritas, era la que vendía vajilla antigua. Así encontraron una vez una hermosa tacita que llamó su atención:

_ “Me permite ver esa taza”, preguntó la Señora, _”nunca vi nada tan fino como eso.”

Cuanto la tuvo en sus manos, la tacita comenzó a hablarle:

_ “Sepa que yo no siempre he sido esta taza que usted está sosteniendo; hace mucho tiempo yo sólo era un montón de barro amorfo. Mi creador me tomó entre sus manos y me golpeó y me amoldó cariñosamente llegó un momento en que me desesperé y le grité:”¡Por favor! Ya déjeme en paz”. Sólo me sonrió y me dijo:
“_Aguanta un poco más, todavía no es tiempo”.

Después me puso en un horno. Yo nunca había sentido tanto calor! Me pregunté por qué mi creador querría quemarme, así que, toqué la puerta del horno. A través de la puerta del horno, pude leer los labios de mi creador que me decía:

_”Aguanta un poco más, todavía no es tiempo”.

Finalmente se abrió la puerta. Mi creador me tomó y me puso en una repisa para que me enfriara. “Así está mucho mejor”, me dije a mi misma, pero, apenas me había refrescado cuando mi creador ya me estaba cepillando y pintando. ¡El olor de la pintura era horrible!¡sentía que me ahogaba! _“Por favor, ¡detente!” le gritaba a mi creador, pero el sólo movía la cabeza haciendo un gesto negativo y decía: “

Aguanta un poco más, todavía no es tiempo”.

Al fin dejó de pintarme pero me tomó y ¡me metió nuevamente en un horno! No era como el primero, este era mucho más caliente. Ahora sí estaba segura que me sofocaría. Le rogué y le imploré que me sacara. Grité, lloré, pero mi creador sólo me miraba diciendo:

“_Aguanta un poco más, todavía no es tiempo”. 

En ese momento me di cuenta que no había esperanza; nunca lograría sobrevivir a ese horno. Justo cuando estaba a punto de darme por vencida, mi creador abrió la puerta, me tomó cariñosamente entre sus manos y me puso en una repisa que era más alta que la anterior. Allí me dejó un momento para que me refrescara. 

Después de una hora de haber salido del segundo horno, me dio un espejo y me dijo:

_“Mírate, esta eres tú”.

¡Yo no podía creerlo, esa no podía ser yo! ¡Lo que veía era hermoso!

Mi creador nuevamente me dijo: -“Yo sé que te dolió haber sido golpeada y amoldada por mis manos; pero si te hubiera dejado como estabas te hubieras secado. Sé que te causó mucho dolor y calor haber estado en el primer horno, pero, de no haberte puesto allí, seguramente te hubieras estrellado. También se que los gases de la pintura, te provocaron muchas molestias, pero, de no haberte pintado, no tendrías color. Y si yo no te hubiera puesto en ese segundo horno, no hubieras sobrevivido mucho tiempo porque la dureza no habría sido la suficiente para que subsistieras. Ahora tú eres un producto terminado. Eres lo que yo tenía en mente cuando te empecé a formar.

AGUANTA UN POCO MAS Y SERÁS EL MAS PERFECTO RESULTADO DE TU ALFARERO.


martes, 13 de mayo de 2014

Increíble !!!!!!!!!!!!

 Increíble escultura de madera de 12 metros de longitud. 
Las fotografías se explican por sí mismas. 

 El artista chino trabajó en la escultura durante 4 años.






Entradas

INMOBALIA C/ CORRAL DE LOS OLMOS, 1 SEVILLA 955 51 52 52