jueves, 29 de noviembre de 2012

Recogida de alimentos


El dia 30 y el dia 1 de Diciembre  la peña Sevillista San Diego de Sevilla ha organizado una gran recogida de alimentos.

  Es por la mañana  y os agradeceria a todos los que podais pasar qe lleveis lo que podais a poder ser no perecedero como leche, arroz, garbanzos y cosas asi.

Tenemos que dar el campanazo en el barrio, que no se diga!!!

Por mal que estemos creo que todos podemos arrimar el hombro, por poquito que sea siempre hay gente que lo está necesitando y mucho.

Asi que a ponerse las pilas y no lo olvideis 

 El dia 30 de Noviembre y 1 de Diciembre gran recogida de alimentos en la Peña Sevillista de San Diego

martes, 27 de noviembre de 2012

Pesadilla en la cocina


Guerra contra la hostelería cutre

laSexta estrena 'Pesadilla en la cocina', un 'reality' con el cocinero Alberto Chicote al rescate de restaurantes al borde del abismo gastronómico



El chef madrileño Alberto Chicote, conductor del nuevo espacio de laSexta 'Pesadilla en la cocina'.
"De este material se hacen las cajas negras de los aviones”. “Si llevases 30 años haciendo esto, ya estarías en la cárcel”. “¿Y esta tabla? ¡Aquí cortaron las cabezas de la Revolución francesa!”. Estas son algunas de las perlas que Alberto Chicote suelta a las víctimas —la mayoría de sí mismos— de una guerra contra las guarricocinas. Y esa batalla tiene un nombre: Pesadilla en la cocina.
Se trata de un programa de telerrealidad adaptado del famoso reality del chef Gordon Ramsey Kitchen nightmares (estrenado en 2004 en Reino Unido y exportado a una veintena de países). Con la producción de Eyeworks Cuatro Cabezas,  lo estrena laSexta a las 22.25, y le seguirá precisamente un episodio de la serie de Ramsey, para el morbo de ver cómo se cocinó la idea y si las maneras y lenguaje subido de tono del telechef de origen escocés tienen réplica por estos lares. El chef madrileño es el Quijote que salvará los negocios españoles de hostelería en crisis. “Soy el ingrediente que necesitan los restaurantes para tener éxito”, proclama.
Alberto Chicote (Madrid, 1969) confiesa que está más ilusionado que nervioso con el estreno, pues a los ocho primeros episodios grabados les seguirán dos más. La cadena parece estar satisfecha con el resultado y a juzgar por el hervor en las redes sociales la expectación está servida. Para amasar aún más la confianza en su capacidad de reflotar los restaurantes al borde del abismo gastronómico, colegas de Chicote le animan en el vídeo-presentación del programa, como Juan Mari Arzak, Martín Berasategui, Ramón Freixa, Mario Sandoval, David de Jorge o David Muñoz. “No hay teatro, esto es verdad”, constata el chef de DiverXo. Y la verdad con la que se topó Chicote chorrea grasa de las paredes, esconde un ratón churrascado entre los cables del lavavajillas, mezcla en un mismo recipiente carne y pescado de días, cuece hasta la desintegración del sabor, bebe alcohol entre servicio y servicio, pasa de la clientela... “Os habéis esforzado en cargaros un restaurante”, les grita Chicote a los perdidos en la rutina. Todos pasan “una travesía del desierto” durante la producción y grabación del episodio. “En el fondo son conscientes de sus errores, si no no pedirían ayuda”, dice el agitador de Pesadilla en la cocina, pero aunque terminen asumiendo sus consejos, los protagonistas de la pesadilla se le revuelven como gatos panza arriba. Chicote —que luce llamativas chaquetillas, incluida una rojo-infierno— no se inmuta y sigue dándoles caña “porque se trata de reflotar un negocio”. “Yo nunca me rindo”, proclama, y su misión ahora es “servir motivación, ganas, esfuerzo, autoestima...”. Sacar las vergüenzas en televisión puede resultar doloroso, pero “mostrar que se está en el buen camino y que se tiene un restaurante donde a la gente le apetece ir”, dice Chicote, “no tiene precio, es la mejor publicidad”. Un restaurante de Pinto (Madrid) abre esta noche la puerta a la pesadilla que se puede convertir en sueño.

Monstruos, obsesiones y pesadillas

'Pesadilla en la cocina' logra enganchar gracias a un impecable reparto de propietarios con cabeza de alcornoque, cocineras contestonas, fogones jamás violados por el KH-7 y lavaplatos que sirven de mausoleo a los ratones

Tres hurras por Pesadilla en la cocina, el programa de laSexta en el que el chef Alberto Chicote trata de reflotar restaurantes/epicentros del despropósito humano que se están yendo a pique. Sus artífices tienen mucho mérito por haber alcanzado índices de audiencia tan notables. Según mi particular teoría al respecto, los realities gastronómicos lo tienen complicado en la lucha por el share por culpa del intrusismo de otros realities generalistas.
Mucho debe ofrecer un programa para superar escenas como las que se ven cada dos por tres en Gandía Shore o Tróspidland, también conocido como ¿Quién quiere casarse con mi monstruo? En el primero, Labrador, un ser con pinta de haber tenido dificultades para aprobar preescolar, abrió el otro día la nevera, sacó un pack de yogures cerrados y cual gourmet aspiró su aroma mientras exclamaba: “Mmm, ¡qué bueno!”. En el segundo, ese extraño giro en la evolución que atiende por Isidoro llamó gazpacho al carpaccio, mientras la muy ecce homo Priscilla, en una visita a una bodega del siglo XIV, confundió los diezmos con los décimos (“¡Nunca pensé que la lotería fuera tan antigua!”).
A pesar de enfrentarse a tan desleal competencia, Pesadilla logra enganchar gracias a un impecable reparto de propietarios con cabeza de alcornoque, cocineras contestonas, fogones jamás violados por el KH-7 y lavaplatos que sirven de mausoleo a los ratones. Con su factura eficaz y el buen hacer de Chicote, ha roto el maleficio que pesaba sobre los gastrorealities desde la emisión de bodrios como La cocina del infierno.
Ojalá el triunfo de Pesadilla sirva para que las cadenas se animen a abrir espacios alrededor de la comida. Telecinco está anunciando el Cocineros sin estrella de José Ribagorda, aunque me temo que a los aficionados a las cochinadas no nos va a estimular tanto la zona del cerebro donde se alojan los malos pensamientos. A mí me encantaría que adaptaran My food obsession, un show estado­unidense en el que tratan a gente con las más extravagantes filias y fobias alimentarias.
El hombre que bebe litro y medio de vinagre al día estuvo bien. La sonámbula que se zampa 1.500 calorías de snacks cada noche me conmovió. Pero mi favorita fue sin duda Shiseido, una chica de 25 años que por culpa de una madre adicta a los cosméticos sufre de pánico a la mayonesa. Desde aquí me ofrezco a curarme de lo mío con el cabello de ángel en la versión española, que el caso da para un par de programas.

“La tele muestra mi lado suave”

El cocinero Alberto Chicote asegura que la hostelería es una manera de entender la vida


 
El rugby es el deporte favorito del cocinero madrileño Alberto Chicote. / CRISTÓBAL MANUEL
Pregunta. Dígame que lo del ratón en el lavavajillas del restaurante del otro día era ficción.
Respuesta. Me encantaría, pero no puedo. Llevaba allí bastante tiempo, lo saqué yo con mis propias manos y estaba seco como la mojama. Juro por lo más sagrado que es verdad.
P. ¿Cuánto hay de guion en Pesadilla en la cocina?
R. Es tal y como lo ves. Lo que se graba es lo que ocurre.
P. ¿Por qué para abrir un restaurante se piden incontables requisitos sanitarios, mientras locales como esos sirven comida alegremente?
R. Si en el restaurante del jueves entra un inspector de Sanidad, lo cierra al instante, pero por allí no había pasado ninguno. En este país, para que alguien te dé de comer no necesita ningún tipo de formación ni de acreditación.
P. ¿Debería exigirse?
R. ¿Qué profesionales tienen la capacitación para decirte que te metas por la boca una cosa? Farmacéuticos y médicos. Y luego está la gente de la hostelería.
P. ¿Trata a sus subordinados con la misma dureza que muestra en el programa?
R. En el restaurante soy igual de seco, borde o exigente. Si preguntas a alguien que haya trabajado conmigo, te confirmará que en la tele sale mi lado suave.
P. O sea que es peor que su personaje.
R. Dicen que antes era más heavy, que me estoy haciendo mayor. Pero es que cuando le tengo que decir tres veces a alguien cómo tiene que hacer las cosas me empiezo a mosquear.
P. ¿Los chefs no tienen vida más allá de la cocina?
R. Es una verdad como un templo. Trabajar en la hostelería no es un oficio, es una manera de entender la vida. Implica estar dedicado a ello 24 horas. Hay gente que ve el trabajo como algo a lo que dedicas ocho horas al día. Yo no he trabajado ocho horas en mi vida.
P. ¿Y eso no te hace fallar en las relaciones personales?
R. No. Pero sí acabas relacionándote con gente del mismo gremio. Si yo libro los miércoles, sería difícil compaginar vida, cariño y amores con una señorita que diera clases en un colegio.
P. En las redes sociales le reclaman como presidente. ¿Se puede hacer con España lo que usted hace con los restaurantes?
R. No tengo ni idea de política. Supongo que la gente que dice estas cosas exige a nuestros gobernantes una manera de comunicarse parecida a la mía: más claridad y más honestidad.
P. ¿En qué punto ve a esos gobernantes? ¿Fritos o cocidos?
R. Muy crudos. Casi sashimi.
P. ¿Delatan sus chaquetillas un deseo de llamar la atención?
R. Cuando Ágatha Ruiz de la Prada me diseñó la primera me pareció muy divertido. No me preguntes por qué: en mi manera de vestir no hay nada extravagante. No tengo un deseo de llamar la atención, no me las pongo para que nadie me mire.
P. ¿El éxito le ha subido la autoestima? ¿Se siente más sexi?
R. Por mucho éxito y muchos colores en la ropa, nunca me veré sexi: soy lo contrario a un Adonis. Y mi autoestima está igual que antes: bastante alta. No soy egocéntrico, pero si no me creo yo lo que hago, no se lo voy a poder contar a nadie, y mi profesión tiene mucho que ver con transmitir.
P. Para las campanadas, ¿se pondrá una capa estilo Ramón García, pero estampada?
R. Lo dudo. Buscaré algo con lo que me encuentre cómodo, y con lo que más cómodo me encuentro es con una chaquetilla de cocina puesta.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Duelo de Salmorejos

25 de Noviembre y nuevo reto, esta vez "Duelo de Salmorejos", no es que esté el tiempo ya para muchas cremas frías pero todavía aquí en Sevilla se pueden comer.

Uno de los contendientes, Reme,   nos contó que no deja de hacerlo todo el año, así que por no íbamos a ponernos hasta arriba de Salmorejo aunque nos muriéramos de frío?

Es el frío o el agua o el calor de los 50º a la sombra excusa para que nosotros nos pongamos a comer y beber como posesos???? NOOOOOOOO Posseso jajajaja

Os presento al primer duelista, Rafa. Como podéis comprobar no le faltaba un perejil, gorro de Maestro Salmonejero y delantal, luego hablaremos un poquito de lo que hizo, que se lo curró pero bien.
La otra duelista Reme, ella dice que lo come todo el año y que no es capaz de dejar de hacerlo de lo que le gusta, así que os podéis imaginar como estaba!!!
El aparataje de Rafa, que como ya digo  no le faltaba un detalle
Esta es la olla de Reme, ella lo traía ya con los sacramentos picaditos dentro para no perder el tiempo.
Y empieza el Festival, Rafa empieza a servir su Salmorejo
Y Reme también, veis los tropezones dentro?
Y Rafa seguía sirviendo su Salmorejo!!!
Hasta que terminó de servirlo, que paso un ratito porque no le faltaba ni el más mínimo detalle, jamoncito, huevo picado, picatostes y hasta una tostadita de pan para acompañar o que te sirviera de cuchara si no encontrabas otra.

Estaba pá tirar cohetes, para los que nos gustan los sabores importantes el de Rafa era ideal.
Este es el de Reme, tengo que decir que para mi fue una autentica sorpresa, creí que me iba a encontrar jamoncito y lo clásico, pero aparte llevaba manzana a daditos.

La explosión de sabor y frescura que sentías en la boca cada vez que pillabas un trocito era algo buenísimo.
Aquí Ana Mari con el papelito de las votaciones
Contando los votos
Y poniéndole la banda a la ganadora que fue Reme.

Rafa en un arranque de generosidad le dejo su gorro de Maestro Salmonejero para la foto jajajajajaja.

Tengo que decir que hubo una mención especial para Rafa por el trabajo y la presentación de su Salmorejo amén de la dedicación para tal evento, porque no me diréis que no se lo curro....
Aquí los tenemos posando para la posteridad con Lola, la anfitriona de la Peña
Mirala ella no había quien le quitara la banda, yo creo que anoche durmió con ella jajajaja
Supongo que aquí se lo estaría comunicando a la familia o atendiendo alguna entrevista de la tele jejejeje
Gracias Lola, sabíamos que estabas fatal con la espalda pero como siempre lo hiciste muy bien, si no fuera por ti y por Juanma que sería de nosotros!!!!!

Una excusa como otra cualquiera para reunirnos un puñado de amigos, este es el 6ª Duelo,      de momento no se si ente domingo que viene tendremos alguno, si es así os lo comunicaré y lo
                                                                 vereis.

jueves, 22 de noviembre de 2012

¿BOTELLON INFANTIL?

REPARTIENDO VASOS DE CERVEZA A LOS NIÑOS
Foto tomada de Google
Como se aprecia en esta foto, estaban repartiendo vasos de cerveza a estos niños,, convencidos, de que era beneficioso el tomarla, incluso con tan corta edad.

En aquellos tiempos, había unas costumbres, con unos remedios caseros, que pasaban de madres a hijas, por ejemplo:
Cuando un bebé lloraba mucho y no había forma de que callara, se le mojaba el chupete en aguardiente y se le daba.


El crío daba dos o tres chupetones  y se callaba, incluso se dormía con una beatifica sonrisa.

Otro de esos remedios caseros, era para el dolor de barriga.
el aguardiente de pepino.-

Se colocaba una botella, en una mata de pepinos, para que el fruto (pepino) creciera dentro de la botella.

Una vez separado de la mata, se llenaba de aguardiente, se dejaba reposar un par de semanas y listo para  "curar".

                                 
¡Que te dolia la barriga!   ¡¡hala!! a tomar un copazo de esa medicina. estaba indicado para todas las edades.

Desde tiernos infantes a octogenarios.
no se si se le quitaba el dolor, pero todos sonreían.

 

  Copiado del Blog de Manolo  "Eternamente unidos http://marinosinbarco.blogspot.com.es                       

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Carlitos y su maestra Silvia


Su nombre es Silvia, maestra de 5º grado, el primer día de clase lo inició diciendo a los niños una mentira. Ella miró a sus alumnos y les dijo: Los quiero a todos por igual. 

Pero ahí en la primera fila, desparramado sobre su asiento, estaba Carlitos. 

Silvia había observado a Carlitos desde el año anterior, había notado que era diferente a los demás niños, no jugaba, su ropa estaba siempre descuidada y por su aspecto necesitaba darse un buen baño.

Carlitos comenzó a ser desagradable, la maestra comenzó a marginarlo y al más pequeño error en sus tareas, sin contemplación lo corregía.

En la escuela había una norma. Los maestros debían revisar el historial de cada uno de sus alumnos, pero Silvia dejó el expediente de Carlitos para el final.
 Cuando lo revisó, se llevó una gran sorpresa. La maestra de primer grado había escrito: 

Carlitos, es un niño muy brillante con una sonrisa sin igual. Hace su trabajo de manera eficiente y tiene muy buenos modales, es un placer tenerlo en clase.

Su maestra de segundo grado escribió: 

Carlitos, es un excelente estudiante, se lleva muy bien con sus compañeros, pero se le nota preocupado y triste por la grave enfermedad que está sufriendo su madre. Creo que debe ser muy difícil, para un niño de su edad.

La maestra de tercer grado escribió: 

Su madre ha muerto, ha sido muy duro para él, se esfuerza en hacer lo mejor, pero su padre no muestra mucho interés, considero que se deberían tomar ciertas medidas para que no afecte al desarrollo del niño y a su carácter.

Su profesora de cuarto grado escribió:

 Carlitos se encuentra atrasado con respecto a sus compañeros y no muestra mucho interés en la escuela. No tiene muchos amigos y en ocasiones se duerme en clase.

Al leer el expediente de Carlitos, Silvia se dio cuenta del mal que estaba haciendo al marginar y no tratar con amor a un niño con un problema tan grave y se sentía apenada y arrepentida por su actitud.

Pasó poco tiempo y muy pronto llegaría la Navidad. Los alumnos, como de costumbre, le trajeron sus regalos, envueltos en fino papel y grandes lazos, excepto el de Carlitos. Su regalo estaba dentro de una bolsa de papel.

A Silvia le dio pánico abrir ese regalo en medio de los otros niños, algunos se podían reír y otros se burlarían. Pero no tuvo más remedio que hacerlo. Dentro de la bolsa había un viejo brazalete y un frasco de perfume usado. Los niños empezaron a burlarse, pero ella detuvo las burlas de los niños al exclamar lo precioso que era aquel brazalete mientras se lo probaba y lo mucho que le gustaba el perfume, mientras se ponía un poco de perfume en la mejilla.

Carlitos se sorprendió de la actitud de la maestra y se quedó hasta que todos se hubieran ido para decirle: 

Silvia, en el día de hoy usted es como mi mamá.

Desde ese día, ella dedicó tiempo y amor a ese niño, que un tiempo atrás había dejado de lado. 
Cuando llegó el final del curso escolar, Carlitos se había convertido en uno de los niños más aplicados de la clase. Por eso Silvia estaba emocionada y muy contenta…porque Carlitos se había convertido en su alumno más querido y preferido.

Un año después, ella recibió una carta de Carlitos, diciéndole que había sido la mejor maestra que había tenido en toda su vida. Seis años después recibió otra carta, diciéndole que había terminado sus estudios secundarios y que ella seguía siendo la mejor maestra que había tenido en toda su vida.

Cuatro años después, recibió otra carta que decía que a pesar de que en ocasiones las cosas fueron muy duras, se mantuvo en la escuela y pronto se graduaría con los más altos honores.

Volvió a repetirle a Silvia que seguía siendo la mejor maestra que había tenido y que la admiraba.

Cuatro años después recibió otra carta, en esta ocasión le contaba que había terminado sus estudios en la Facultad de Derecho y continuaba la carta diciendo las mismas palabras que las anteriores, que ella seguía siendo la mejor maestra que había tenido y su favorita. Pero más adelante en la carta le contaba que su padre había fallecido y también que iba a casarse. Le preguntó si le gustaría ocupar en su boda el lugar que normalmente es reservado para la madre del novio y Silvia aceptó.

El día de la boda, se presentó vestida como una reina, con el viejo brazalete en su muñeca y perfumada con el recuerdo que conservaba, desde aquella Navidad. Carlitos emocionado la abrazó, le dio un beso y le susurró al oído: Gracias Silvia por creer en mí, gracias por haberme hecho sentir la diferencia y por ayudarme en el momento más difícil de mi vida.

Silvia con lágrimas en los ojos, le dijo:   

 Te equivocas, tú fuiste el que me enseñó a mí, yo puedo hacer la diferencia. 
Aprendí a ser verdaderamente una maestra, cuando te conocí.

 
Copiado integro del Blog de Paco Oliva "http://lacocinadeoliva.blogspot.com.es/ "

martes, 20 de noviembre de 2012

Duelo de croquetas

Una vez el domingo a medio dia non juntamos unos pocos de amigos para el nuevo duelo, esta vez de croquetas, ya estabamos avisados desde la semana antes, incluso habia reservas como en el futbol, hubo gente que no vino, pero peor para ellos, se lo perdiern porque la croquetas estaban de 10 y como no solo de croquetas vice3 el hombre algunos bajamos unas pocas más para completar.
Esta bandeja era la de Pilar, de pollo, jamón y huevo buenisimas, no podian estar mejores, creo que estuvo un dia entero lapobre liando croquetas porque hizo un montón.
Estas las de Ana Mari de gambas, estaban buenisimas
La prueba era esta, pero en cuanto nos la comimos repetimos una vez y otra y otra hasta que no dejamos ni una.
Patra los postre fué una autentica sorpresa, Lita trajo estas bolitas de nueces que son pequeñitas pero de pecado mortal.
Una bandeja de leche frita de Pilar
Y un postre que era la primera vez que lo probaba pero que está tan bueno como bonito es su 
                                         nombre, Besitos de limón se llama y están buenisimos
Yo baje este pan hecho con una infusión de frutos de bosque con arandanos y frutitas escarchadas
Menos mal que pude hacer la foto antes de que no dejaran ni una miguita, la verdad es que salió muy bueno.
Bueno y aqui teneis a las ganadoras, Ana Mari repetia y además habia ganado la semana de las migas y Pilar era su primera vez pero hubo empate.
Estaban tan buenas!!!
Las dos merecian ganar y con nota, aunque lo que de verdad vale la pena es lo bien que lo pasamos y el buen rollo que se crea cuando se comparte comida
La proxima semana una cosa que a mi particularmente me encanta "Salmorejo" ya os contaré.
Un besito para todos

Una vez más gracias a Juanma y a Lola, que paciencia tienen con nosotros!!!! aunque esta vez no les quedaba más remedio porque Pilar es la madre de Lola y era una de las duelistas.


Me gustan las "personas"


domingo, 18 de noviembre de 2012

El bote de mayonesa y las dos cervezas


Cuando las cosas en la vida nos superan, cuando 24 horas al día no son suficientes, recuerda el bote de mayonesa y las dos cervezas:

Un profesor delante de su clase de filosofía, sin decir palabra, cogió un bote grande vacío de mayonesa y
procedió a llenarlo de pelotas de golf. Después preguntó a los estudiantes si el bote estaba lleno. Los estudiantes estuvieron de acuerdo en decir que sí.

Así el profesor cogió una caja llena de canicas y la vació dentro del bote de mayonesa. Las canicas rellenaron los espacios vacíos entre las pelotas de golf. El profesor volvió a preguntar a los estudiantes si el bote estaba lleno y ellos volvieron a decir que sí.

Después el profesor cogió una caja de arena y la vació dentro del bote. La arena llenó todos los espacios vacíos y el profesor preguntó de nuevo si el bote estaba lleno. En esta ocasión los estudiantes respondieron con un sí unánime. El profesor rápidamente sacó dos cervezas de debajo de la mesa y vació su contenido en el bote y efectivamente llenó todos los espacios vacíos entre la arena. Los estudiantes rieron.

Cuando pararon las risas el profesor dijo: Quiero que se den cuenta de que este bote representa la vida. Las pelotas de golf son las cosas importantes como la familia, los hijos, la salud, los amigos, el amor, cosas que te apasionan, son cosas que aunque perdiéramos todo lo demás y nada más nos quedaran estas, nuestras vidas aún estarían llenas. Las canicas son las otras cosas que nos importan, como el trabajo, la casa, el coche,...la arena es todo lo demás, las pequeñas cosas.

Si ponemos la arena en el bote en primer lugar no habrá espacio para las pelotas de golf. Lo mismo ocurre con nuestra vida, si utilizamos todo nuestro tiempo y nuestra energía en las cosas pequeñas, nunca tendremos espacio para las cosas realmente importantes.

Presten atención a las cosas cruciales para su felicidad: jueguen con sus hijos, dense tiempo para ir al médico, salgan con su pareja a cenar, practiquen su afición favorita. Ocupen su tiempo en las cosas que realmente importan, establezcan sus prioridades, el resto es sólo arena.

Uno de los estudiantes levantó la mano y preguntó que representaba la cerveza. El profesor sonrió y dijo: "Me alegro de que hayas preguntado. La cerveza sólo muestra que no importa cuan ocupada tu vida pueda parecer, siempre hay lugar para un par de cervezas con un amigo."

(Autor desconocido)

viernes, 16 de noviembre de 2012

ALBA MOLINA - SEVILLANAS DE LA VIDA

Duelo de cocidos con "pringás"





Bueno pues un domingo más el duelo, que esto se va pareciendo cada vez más al Far West, faltan las pistolas pero en su lugar tenemos dos buenos cazos y más hambre que el perro de un afilador, que el pobre se comía las chispas por comer algo caliente.

Este duelo era perfecto para este domingo, se levantó malo, había llovido toda la semana y hacia frío, así que un cocido con todos sus avíos venia pintiparado.

Nos encontramos con dos ollas enormes y dos cocidos absolutamente diferentes.
Las duelistas eran Mercedes y Lola. 

Mercedes hizo el cocido típico de Sevilla, en "colorao con garbanzos y chicharitos y todos los avios que se le tienen que echar a un cocido y Lola que es de Zaragoza entiende el cocido más parecido a lo que nosotros le llamamos Puchero pero que está igual de bueno, solo que es blanco.

Mirad este es el cocido de Mercedes, tiene una pinta estupenda.
Y esta la "pringá" de este cocido.
Veis? este es el cocido de Lola con judías verdes y patatas, es más parecido al puchero y además tambien le puso  gallina por lo cual el sabor era algo extraordinario
Esta la "pringá" del cocido blanco
Mirad lo que iba quedando de una
Y de otra.
De los garbanzos ya no hablamos, se habían acabado jejeje.

 Esto es lo que se debe hacer con una pringá, luego con los dedos y trocitos de pan  mojando sopas se queda el plato limpio.
Aquí tenemos a Lola, no se si es por timidez o es que  iba de incógnito jajajajajajaja
(La foto es de otro día pero no he podido resistirme jajajaja)
Y aquí a Mercedes, esta vez  ganó y se llevó ella la banda que ya va siendo de las buenas, esta ves está hecha con cinta de cortina, como comprenderéis después de tres retos ya hay que ir haciendo las cosas bien y las otras duran poco más que el tiempo de hacer la foto jajajaja
Parte del jurado deliberando
Otros reposando
Otros queriéndose como Jorge y Reyes
Otros fumando que dentro no se puede
Y otros que vinieron a visitarnos como Manolito El Rociero.
Gracias chicos sin vosotros no seria posible, lo pasamos muy bien y preparaos que el domingo que viene ya hay duelo, esta vez de croquetas.

Ya os contaré

Hasta el próximo duelo



Entradas

INMOBALIA C/ CORRAL DE LOS OLMOS, 1 SEVILLA 955 51 52 52