lunes, 22 de abril de 2013

Manifiesto en defensa del Andalú


Manifiesto en defensa de ésta lengua tan rica (y cachonda). 


Como acabo de volver de unas minivacaciones por Feria, vengo mú empapá de mi tierra así que os dejo este manifiesto que se que a los andaluces les va a hacer gracia y lo van a entender todo, y los que no lo sean, para que aprendan un poquito de una forma de hablar que no está considerada como un idioma porque no lo es, pero si de una forma de ser y vivir, de la que me siento muy orgullosa.

Espero que os guste, no me he podido resistir a que lo leáis porque no tine desperdicio


     "Hoy estoy guarnío. Y lo que más me gusta de estar guarnío es poder decir que estoy guarnío... 
Es una expresión que me encanta... como tantas otras que son tan nuestras. 

Como cuando uno se harta de comer y acaba engollipao o cuando riegas las macetas más de la cuenta y las dejas enguachinnás... 

Yo nunca pido churros, sino calentitos... de niño nunca iba a las atracciones, sino a los cacharritos...a los amigos pesados se les dice jartibles y cuando me tangaba del colegio lo que hacía era rabona... (qué peyas ni peyas). 

A lo largo de mi vida he conocido a más apollardaos que tontos y a más esnortaos que despistados... pero nunca a ningún antipático, sólo a malajes o saboríos... 

Aquí lo mucho es una jartá o una pechá, y lo poco es una mijita... y la gente no pasea, da vuertas... 

Lo que está muy sucio está empercochao y lo que limpias a fondo lo dejas escamondao... 

Si se te va la olla te quedas majarón, y si das mucho la lata te llaman pejiguera...

 Los borrachos, que son papaos, no deambulan, sino que dan camballás... y la gente no odia la mentira, sino el falserío... 

Lo roto está descuajeringao y lo pasado de fecha revenío... los cobardes son jiñaos y lo muy visto está mu manío... 

Por expresiones como estas, y las miles que se quedan en el tintero, cada vez me gusta más el andalú... y quien diga que hablamos mal que aprenda a entendernos y verá como le coge el gusto... buenos días.. (y que conste que lo que acabo de soltar no es ninguna tontería, sino una chuminá)". 
NO NI NÁ - tres negaciones para una afirmación rotunda.

5 comentarios:

  1. Anda que no tienes razón ni ná. Pero una jartá de razón. Me pegao una pechá de reir. ¿te habran entendío?
    Un abrazo y ahora me paso por tu otro blog a ver que tenemos de comía hoy.

    ResponderEliminar
  2. Pos no se yo si nos habrán entendio dertó jajajajaja. Espero que te guste lo que hay de comé que también es mu nuestro jajajaja Un beso

    ResponderEliminar
  3. Se te entiende perfectamente, Rosa, el lenguaje andalú tiene tanta gracia como salero.

    Me alegro que lo pasaras bien en la Feria, además ha hecho buen tiempo.

    Rosas azules.

    ResponderEliminar
  4. Ayyyy Rosa, yo que estoy fuera de mi tierra hace una jartá de años,,,aún sigo utilizando mi jerga y no me averguenzo,,,me enorgullezco de hacerlo, cada uno tenemos la ideosincracia de su propia tierra, yo demi Jaén, cuando te pones detras de una esquina para que no te moleste el aire,,,dices me pongo aqui que trascache el aire,,,,,y cuando te comprabas unos pantis decias,,,voy a comprarme unas braga-medias,,,y a las faldillas de la mesa,,se le decia senagüillas,y si comias mucho decias...me estoy poniendo como el lagarto Jaén y tantas y tantas cosas que no puedo ni quiero olvidar.

    Te entiendo princesa, te entiendo.

    Un abrazo de parte del bicho y mio.

    ResponderEliminar
  5. El original de ese texto lo teneis en https://www.facebook.com/historiasdelaalameda/posts/446742692023112
    y en el libro Historias de la Alameda de Edictorial Tebar.

    ResponderEliminar

Entradas

INMOBALIA C/ CORRAL DE LOS OLMOS, 1 SEVILLA 955 51 52 52