jueves, 22 de noviembre de 2012

¿BOTELLON INFANTIL?

REPARTIENDO VASOS DE CERVEZA A LOS NIÑOS
Foto tomada de Google
Como se aprecia en esta foto, estaban repartiendo vasos de cerveza a estos niños,, convencidos, de que era beneficioso el tomarla, incluso con tan corta edad.

En aquellos tiempos, había unas costumbres, con unos remedios caseros, que pasaban de madres a hijas, por ejemplo:
Cuando un bebé lloraba mucho y no había forma de que callara, se le mojaba el chupete en aguardiente y se le daba.


El crío daba dos o tres chupetones  y se callaba, incluso se dormía con una beatifica sonrisa.

Otro de esos remedios caseros, era para el dolor de barriga.
el aguardiente de pepino.-

Se colocaba una botella, en una mata de pepinos, para que el fruto (pepino) creciera dentro de la botella.

Una vez separado de la mata, se llenaba de aguardiente, se dejaba reposar un par de semanas y listo para  "curar".

                                 
¡Que te dolia la barriga!   ¡¡hala!! a tomar un copazo de esa medicina. estaba indicado para todas las edades.

Desde tiernos infantes a octogenarios.
no se si se le quitaba el dolor, pero todos sonreían.

 

  Copiado del Blog de Manolo  "Eternamente unidos http://marinosinbarco.blogspot.com.es                       

9 comentarios:

  1. ¡¡¡que remedios!!!! y lo bueno del caso es que daban resultado.

    ResponderEliminar
  2. anda que no , jejejej, también recuerda la Quina Santa Catalina, que nos daban para abrir el apetito, ufffffffffff a mi no, que yo era y sigo siendo de muy buen comer, jejeje y el tapón de anisete para curar la tos. otra: una cucharada de vino con azúcar en la tostada del desayuno y no te creas, mira los buenos mozos que nos hemos criado, jejejeje. otro beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chicas a nosotras mis padres en Navidades nos daban guindas en aguardiente, madre mia!!! ahora los meterian en la carcel por hacer eso y tambien recuerdo que cuando ibamos en mi pueblo al casino, pedian una cerveza para ellos y un tubito para nosotras y yo debia de tener 8-9 años. Será por eso que me gusta tanto la cervecita? jajajaja, aparte de la Quina Santa Catalina, el Quinito San Clemente que dá unas ganas de comerrrr!!! y los ponches de huevo con vino, me da la impresión de que estabamos todo el dia borrachas jajajaja, ahora entiendo por que era tan feliz jajaja como cambian los tiempos!!! Besos

      Eliminar
    2. jajajaj se me había olvidado el ponche, ummmmmmmmmm aun me recuerdo de su sabor, jejeje si es que al fin y al cabo nacimos mas o menos en una muy buena época, jejej no ahora, que como pongas vino en una simple comida para niños, esta totalmente prohibido y eso que al cocinar se evapora todo el alcohol. mundo perdido.

      Eliminar
  3. Huyyyy Rosa que cogorzaaaa pobres niños jajaja y lo del dolor de tripa tomo nota pufffff lagarto lagarto jajaja.Besos

    ResponderEliminar
  4. ...y yo sigo... un paño con alcohol puesto sobre la barriga para el dolor de panza
    ...y que rico que era el ponche con yema cruda ¡y la salmonella!
    ...Y para estar fuertes nos daban malta que era como la cerveza sin alcohol
    ...Y el aceite de hígado de bacalao...puajjjjj!
    ...y el yogur que era horrible en aquella época!
    Bueno termino aquí porque vas a pensar que soy de la época de Matusalem
    Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes Norma soy coetanea de la madre de Matusalen jajajajaja

      Eliminar
  5. Eran unos remedios que no se si curaban, pero alegrarnos, vaya que si.
    Gracias Rosa.
    Saludos, manolo

    ResponderEliminar
  6. Me ha hecho mucha gracia eso que dices de " no se si se le quitaba el dolor, pero todos sonreían" jajajajaja. Yo remedios caseros a punta pala, creo que viene de familia jajajaja. Que si para el resfriado, que si para la cabeza, que si para esto o para lo otro, vamos que este me lo anoto jajajaja.

    besinesssssss

    ResponderEliminar

Entradas

INMOBALIA C/ CORRAL DE LOS OLMOS, 1 SEVILLA 955 51 52 52